Páginas vistas en total

Datos personales

Mi foto
Costa Tropical de Granada , Granada, Región Histórica de Granada , Spain

Este blog se elabora en conmemoración de los mil años que cumple el Reino de Granada

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA AL BLOG
El Reino o Región Histórica de Granada comienza otra etapa de esplendor tras la Toma de Granada por los Reyes Católicos en 1492. En él se fundan una serie de instituciones que crean riqueza, desarrollo y cultura en las provincias que lo forman.
El papel institucional de Granada como Región será importantísimo, pues obtiene el voto en Cortes, a su catedral se le concede el rango de archidiócesis pues rige sobre Almería, Granada, Jaén, Málaga y Murcia, se crea la Capitanía General de Granada la más antigua de toda Castilla. En asuntos judiciales, nuestra Región sólo será igualada por Valladolid, al ser fundada en nuestra capital la Real Chancillería de Granada con jurisdicción en casi la mitad sur de España. Se crean numerosos y avanzados hospitales. Poco después Carlos V funda la Universidad de Granada, entre otras muchas instituciones que crean riqueza en toda la Región. Se construyen las catedrales de Málaga, Guadix, Almería, Jaén y Granada junto con otros importantes monumentos. Se refuerzan las costas del Reino ante los ataques de los piratas norteafricanos levantando poderosas fortificaciones. Dos importantes puertos se desarrollan: Almería Y Málaga.

En el siglo XIX se vuelve a unir Jaén, como ya ocurriera en el periodo zirí hace mil años, para formar la Región de Granada que sigue creciendo en riqueza y cultura.

Hace aproximadamente 35 años nuestra Región desaparece al ser absorbida por la nueva comunidad autónoma de Andalucía, a partir de este momento las instituciones son trasladadas poco a poco a Sevilla donde se está centralizando el poder, nuestros símbolos son paulatinamente olvidados.

viernes, 9 de febrero de 2018

IGLESIA DE LA MAGDALENA, JAÉN

Nave restaurada en la restauración, que con el paso del tiempo había sido convertida en habitaciones anexas al templo.

La iglesia de la Magdalena de la ciudad de Jaén, fue construida a inicios del siglo XVI aprovechando una mezquita que Abderramán II levantó en el siglo VIII por Abderramán II en lo que había sobre un templo anterior.
Al convertirla en iglesia Respetaron la mezquita, aunque giraron su eje a la orientación este-oeste quedando así un original templo de cuatro naves. También reforzaron los débiles pilares y desmontaron los bajos techos musulmanes, los nuevos pilares forrados de piedra y ladrillo eran más altos y remataban en una moldura con forma de nacela, sobre ellos se construyeron arcos apuntados de yeso, sobre los que descansaban las bóvedas de crucería nervada elaboradas en yeso. El presbiterio se situó en la segunda de las naves (contando desde el muro sur) separado del resto del templo por dos pilares que soportan un gran arco toral.


A mediados del siglo XX se inició la restauración, proyectada por el arquitecto granadino Prieto Moreno, conservador de la Alhambra y al frente de la 7ª zona de la conservación de monumentos de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Educación y Ciencia. En ella surgieron graves problemas:

  • Los pilares musulmanes estaban construidos con pobre argamasa y sin cimientos, las obras cristianas sólo los habían reforzado exteriormente, cosa que evitó el hundimiento, hubo que sustituir aquellos pilares por otros nuevos con cimientos, pero sin desmontar las bóvedas. 
  • Los arcos de yeso hubo que sustituirlos por otros de ladrillo.
  • Y hubo que consolidar las bóvedas.

Exterior con el alminar en primer plano.

Portada gótica isabelina con arco carpanel.

Haces de baquetones del último gótico.

Junto al templo se conserva parte del patio de la antigua mezquita, con elementos romanos. La restauración también se ocupó de este recinto, eliminando elementos añadidos y rehaciendo parte de lo perdido.

Pórticos del patio, muchos de ellos originales de la mezquita.

Estanque de las abluciones con los pretiles redondeados para convertirlo en lavadero, función que desempeñó hasta la guerra civil y gracias a lo cual sobrevivió.
Al fondo el pórtico este, obra del siglo XVI probablemente.

En algunas zonas del patio se conservan restos de pinturas murales de bella factura:



Pilares desmontados y reconstruidos tras dotarlos de los cimientos que los musulmanes no les habían puesto.

Capilla mayor o presbiterio,
diferenciada del resto gracias a los pilares y arco toral.

Bellos nervios góticos en las bóvedas de crucería.
Todo elaborado en yeso.

Bajo el suelo se encontraron restos de bellos alicatados de la mezquita, rescatados y colocados en el altar cristiano como muestra de valoración y respeto por la cultura musulmana.


En el patio se muestra una interesante colección de restos romanos hallados en el lugar:

Lápida sepulcral del siglo I d.C. de Cosana Fidentina, hija de Cayo.
Reutilizada por los musulmanes también para sepultura.

Altar votivo romano.

Altar funerario romano dedicado a los dioses manes.

jueves, 8 de febrero de 2018

GRANADA, LA CIUDAD DE LOS PERFUMES. MUSEO DE LOS PERFUMES

Desde la más remota antigüedad, la humanidad ha usado del aroma de ciertos elementos de la naturaleza, tal vez se inició todo cuando al prender una hoguera, entre la madera iban plantas que tenían resinas olorosas, el ambiente se lleno de olores agradables... desde ese momento se usaron esas sustancias cada vez más elaboradas para perfumar lugares humanos y centros religiosos...

Incensario persa
Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=480746

PALACIO DEL MARQUÉS DE SALAR
Es uno de los ejemplos de las grandes transformaciones renacentistas del siglo XVI para modernizar la ciudad de Granada. Fue levantado por el Marqués de Sálar. Se centra en un airoso patio que conserva influencia nazarí por la esbeltez de sus columnas de bello mármol blanco de Sierra Elvira, procedentes de un filón agotado hace tiempo. Es un patio genuinamente granadino que conjuga vegetación, arquitectura y murmullo del agua de su fuente, con el aroma de las gardenias e inciensos del museo.

Restos de colosal arco serliano de la entrada del museo.

Patio del palacio con cenadores en sus cuatro lados.
Los patios Granadinos conjugan arquitectura, plantas y el rumor del agua de una fuente.

Capitel de las esbeltas columnas con influencia nazarí.
Elaboradas con mármol blanco de sierra Elvira.

En un patio granadino no puede faltar el rumor del agua.
Fuente de mármol de sierra Elvira.

Alfarje de una de las grandes salas del palacio

Vista desde la bodega.


GRANADA Y LOS PERFUMES
Nuestra ciudad, con casi tres mil años de historia ha sido lugar íntimamente ligado al perfume, tanto por las plantas aromáticas que crecen en sus campos y sierras como por el comercio de los pueblos que en ella se asentaron.

Pebetero para incienso de la Edad del Hierro
De Pguerin - Trabajo propio, GFDL, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=7255110

Los Iberos fundaron Granada (Eliberri o Iliberri según el historiador) en la parte superior de la colina del Albaicín. En la Bastetania, este avanzado pueblo mediterráneo empleaba perfumes en los momentos más importantes de la vida, que aveces les llegaban desde lugares lejanos, gracias a los comerciantes fenicios, que fundaron factorías en las costas de lo que en el futuro será el Reino o Región de Granada.


Los romanos la llamaron Municipium Florentinum Iliberritanum, como posible traducción Ilíberis la Floreciente. Hermosa ciudad en cuyos mercados, junto con otros productos exóticos llegados por los puertos de Sexi, Malaca, Abdera, vendían perfumes, ungüentos e inciensos que se unían a los autóctonos. Los templos se perfumaban con incienso, las personas con perfumes de pequeños y bellos frascos de vidrio. Las ceremonias fúnebres eran impensables sin ungüentos e incienso que perfumaban al difunto, su casa y calles por donde pasaba la comitiva hasta el panteón. En los baños se aplicaba en los masajes a través de olorosos aceites…

Vidrios romanos destinados normalmente a sustancias aromáticas.

Los visigodos siguieron empleando incienso y perfumes, aunque en menor cantidad, riqueza y variedad.

Copia de un tremis acuñado en Ilíberis durante el reinado de Recaredo I.
De Numismática Pliego - Numismática Pliego, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=30706976

Tras la invasión musulmana, la ciudad fue llamada Granada (غرﻧﺎﻃﺔ ġarnāṭah). En el siglo VIII quedó reducida a un caserío y una fortaleza, pero sería mencionada como ciudad en el calendario cordobés (Calendario de Recemundo) del año 961, que hace referencia a una celebración en la "civitate Granata". Al otro lado del Darro había otro núcleo urbano, Garnata al Yahud o Granada de los Judíos que dio su nombre a todo el conjunto urbano. La nueva situación trajo el comercio con Oriente y con él nuevos productos, inciensos y perfumes.


"Los árabes y otros pueblos de Oriente en la Edad Media adoptaron el pebetero propiamente dicho que tiene forma de urna con pie y una cubierta perforada a modo de incensario"  

En el año 1013 la dinastía Zirí establece en la ciudad la capital del Reino taifa de Granada, se crea riqueza, la ciudad crece y se desarrolla una corte en la que lujo y perfumes van unidos. Aún en las pocas iglesias que se mantenían en pie se usaba incienso.

Con los austeros almorávides el lujo va en retroceso y las iglesias con su incienso son destruidas, aunque Granada será la capital de toda la España y Portugal musulmanas (Alhándalus).

Con los intolerantes almohades el lujo no se recupera.

La dinastía nazarí parte de Jaén para crear el Reino de Granada, con el que regresan las artes y objetos de lujo, y como no, los variados perfumes usados en baños, en casas, en quemadores de esencias en las mezquitas… y si a esto se le añaden los aromas de las especias del mercado del Zacatín y otros zocos volvemos a encontrarnos con la ciudad de los perfumes.

Tras la Reconquista, el Reino de Granada Cristiano trae de nuevo el incienso de las iglesias, nuevos perfumes de moda en Europa, esencias y aceites aromáticos. Granada se convierte en una gran ciudad de inmensa importancia a nivel nacional e internacional. En nuestro reino (Santa Fe) se gesta el descubrimiento de América con el que llegan nuevas plantas y sustancias con sus aromas.

Incensario.
CC BY 2.5, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=476592

Frasco de perfumes Art decó inicios del siglo XX


MUSEO DE LOS PERFUMES
Por todo esto, es lógico que se elija Granada, un palacio de la Carrera del Darro, como sede del Museo del Perfume.
Lugar dedicado a los perfumes, su historia, usos… Contiene variados instrumentos de extracción de aromas desde los más actuales hasta los de la más remota antigüedad.
Reúne una colección de bellos ungüentarios y frascos de perfume, incluso anteriores a Roma.
Se muestra un órgano de los perfumes, imprescindible para cualquier maestro dedicado a este arte.
También concentra una buena colección de productos con los aromas más valorados en todos los tiempos.
Para los visitantes hay elementos para poder interactuar, así como la posibilidad, poniéndose en contacto con el museo, de realizar visitas guiadas y otras interesantes actividades.
En el patio podemos encontrar una colección de plantas de delicados perfumes...










Los granadinos damos las gracias a las personas que han hecho posible la restauración y adaptación a museo de este espléndido palacio, que hará las delicias de toda persona sensible al arte y los perfumes.

viernes, 2 de febrero de 2018

CONVENTO DE SANTA CATALINA DE ZAFRA

El Reino de Granada, tras la Toma, cobra una gran importancia económica, política y social, esto se ve en las numerosas fundaciones de conventos y otras instituciones públicas y privadas, que llenaron de monumentos y riqueza a nuestra Región.

Historia del convento
Convento de dominicas fundado en 1520 por la viuda de don Hernando de Zafra, secretario de los Reyes Católicos, Para él se usaron varias casas moriscas que habían sido donadas a éste por los Reyes Católicos. Por tanto conjunta varios patios, el principal de ellos es mudéjar granadino del siglo XVI por lo que aúna respetuosamente elementos hispanomusulmanes y cristianos, entre los otros destacan algunos con decoración morisca respetuosamente conservada por las monjas.
Con anterioridad el convento se situaba en la zona del palacio de Daralhorra, en el alto Albaicín, pero al final se trasladó al lugar actual para poder levantar Santa Isabel la Real junto al palacio mencionado habitado por la reina Isabel en ciertas ocasiones.


Descripción
Su iglesia era de estilo mudéjar con elementos renacentistas, pero fue muy reformada tras el incendio de 1678 que destruyó todas las techumbres y retablos. Del templo primitivo se conservan los muros, restos en escayola del primer retablo mayor y algunas pinturas murales en el coro.

Sus muros están hechos de ladrillo y cajones de mampostería o tapial enlucido. La portada es renacentista del estilo de Siloe, coronada por una hornacina con santa Catalina de Siena.


Bellos clavos de la puerta

La planta se divide en dos partes, una nave rectangular y una capilla mayor poco destacada pero con rica decoración, las separa un arco toral ligeramente apuntado, resto de la primitiva construcción. 


La cubierta de la nave es una sencilla bóveda de medio cañón dividida en tramos por arcos fajones o perpiaños, cada tramo dispone de dos lunetos (elementos triangulares que rompen la unidad de la bóveda en los laterales). La capilla mayor se cubre con hermosa cúpula sobre pechinas ricamente decoradas por yeserías barrocas.



Dispone de dos coros, el alto y el bajo, ambos unidos a los pies de la nave por vanos enrejados. El vano central del coro bajo tiene la más bella reja conocida, recuerda en cierto modo la lacería nazarí, muestra del aprecio de nuestras gentes por la cultura hispanomusulmana.


Matrimonio místico de Santa Catalina, obra de Bocanegra. 

Bellísima reja del coro.

Interior del coro con restos de retablo renacentista y pinturas murales de la misma época.

Entre sus bienes muebles acoge interesantes piezas de la Escuela Granadina barroca, retablos, pinturas, esculturas de los que pongo sólo una pequeña muestra.

Retablo mayor, obra del siglo XVIII con dos cuerpos.
Cuatro estípites sostienen el entablamento.
Tras él se conservan los restos del primitivo destruido por el incendio.

Manifestador del retablo.
Véanse las 4 columnas salomónicas granadinas centrales,
son de seis vueltas propias de la Escuela Granadina.

Mesa del altar mayor elaborada en bellos mármoles.
Normalmente se elegían los mejores de la Región de Granada.
En el centro el escudo de la orden dominica con los dos perros, pastores de almas,
con la antorcha que ilumina.

Retablo barroco con mucho movimiento y
dos columnas salomónicas granadinas o de seis vueltas también.


La Virgen de las Angustias, patrona de la Región de Granada y de la de Murcia.
El convento es un verdadero museo conservado por las monjas que se puede visitar por una cantidad muy asequible, usada para los muchos gastos del viejo complejo y para el sueldo de los guías y demás cuidadores.

Niño Jesús de la espina con ropaje bordado en tul granadino.
Es obra de Risueño como anuncia el labrado del pelo.

La Iglesia ha mantenido en nuestra tierra monumentos y obras, que podrían haber sido compradas por coleccionistas de otros lugares, como ocurrió, sin ir más lejos, con el bellísimo patio del castillo de Vélez Blanco, hoy en EEUU.