Páginas vistas en total

Datos personales

Mi foto
Costa Tropical de Granada , Granada, Región Histórica de Granada , Spain

Este blog se elabora en conmemoración de los mil años que cumple el Reino de Granada

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA AL BLOG
El Reino o Región Histórica de Granada comienza otra etapa de esplendor tras la Toma de Granada por los Reyes Católicos en 1492. En él se fundan una serie de instituciones que crean riqueza, desarrollo y cultura en las provincias que lo forman.
El papel institucional de Granada como Región será importantísimo, pues obtiene el voto en Cortes, a su catedral se le concede el rango de archidiócesis pues rige sobre Almería, Granada, Jaén, Málaga y Murcia, se crea la Capitanía General de Granada la más antigua de toda Castilla. En asuntos judiciales, nuestra Región sólo será igualada por Valladolid, al ser fundada en nuestra capital la Real Chancillería de Granada con jurisdicción en casi la mitad sur de España. Se crean numerosos y avanzados hospitales. Poco después Carlos V funda la Universidad de Granada, entre otras muchas instituciones que crean riqueza en toda la Región. Se construyen las catedrales de Málaga, Guadix, Almería, Jaén y Granada junto con otros importantes monumentos. Se refuerzan las costas del Reino ante los ataques de los piratas norteafricanos levantando poderosas fortificaciones. Dos importantes puertos se desarrollan: Almería Y Málaga.

En el siglo XIX se vuelve a unir Jaén, como ya ocurriera en el periodo zirí hace mil años, para formar la Región de Granada que sigue creciendo en riqueza y cultura.

Hace aproximadamente 35 años nuestra Región desaparece al ser absorbida por la nueva comunidad autónoma de Andalucía, a partir de este momento las instituciones son trasladadas poco a poco a Sevilla donde se está centralizando el poder, nuestros símbolos son paulatinamente olvidados.

jueves, 10 de mayo de 2018

HOSPITAL DE LA TIÑA O DE LA VIRGEN DEL PILAR

El edificio está situado en el Albaicín granadino, muy cerca de la Iglesia de San Miguel Bajo y del convento de Santa Isabel la Real. La fundación del Hospital de la Tiña se realizó en un antiguo palacio nazarí en el que Boabdil había sido reconocido por segunda vez como rey de Granada en 1485. Hoy se encuentra muy bien conservado por las Madres Mercedarias, quienes además realizan una gran labor social. Gracias a ellas por permitir la visita y las fotos.

Capitel nazarí con restos de pintura de la época.

Tras la toma de la ciudad, el palacio fue cedido al Marqués del Cenete, Rodrigo de Vivar y Mendoza, cuyo hijo lo vendió a Pedro de la Calle, padre de Don José de la Calle y Heredia, caballero veinticuatro de Granada, quien lo fundó en 1662, por haberse curado de la enfermedad. En él no solo se trataba la tiña (enfermedad que genera pústulas de color verdoso o ceniciento en la cabeza), sino a sacerdotes pobres y a enfermos incurables. Tras la reconquista de Granada, fueron frecuentes las fundaciones hospitalarias patrocinadas por la nobleza. 


El Hospital estuvo en uso hasta bien entrado el siglo XIX, en que fue dedicado a orfelinato y gestionado por la orden de las Madres Mercedarias. Hoy las monjas realizan una gran labor social dedicándose al cuidado de niños, a veces de familias desestructuradas. 

El palacio nazarí sufrió transformaciones para adaptarse a vivienda del marqués del Zenete hasta que se terminara su magnífico castillo-palacio de la Calahorra. 



En el siglo XVII Fue demolido para la construcción del hospital, pero sus columnas se conservaron y reutilizaron en el patio. 


La entrada se hace a través de una portada sobre la cual encontramos el escudo de la familia Calle. Tras el zaguán, cubierto por un alfarje, entramos al patio rodeado por cenadores con columnas de mármol, unas procedentes del palacio nazarí y otras cristianas. 




Algunos cenadores del patio se decoran con hermosos azulejos de tradición nazarí o granadina.


En un lateral se sitúa una alberca rectangular con un león a modo de surtidor. 



El suelo se embellece con un empedrado granadino con el escudo de la Merced y la fecha de 1833, más una serie de Granadas alusivas al Reino y posterior Región de Granada. 



En un ángulo del patio se aloja la escalera, siguiendo la costumbre medieval. En ella una imagen del fundador de la orden.





El segundo cuerpo tiene corredores con techo sostenido por pies derechos más una balaustrada de madera, el conjunto se remata con un alero sobre canes. En su interior posee una pequeña capilla con techumbre de madera bien trabajada, un pequeño coro y un altar de estilo barroco.


Zapata de uno de los pies derechos del corredor.

domingo, 22 de abril de 2018

MELILLA Y EL ALHAMBRISMO

El Alhambrismo es un estilo netamente granadino, se inspira en la Alhambra y viene realizándose desde hace más de medio milenio, pues ya en los Reales Alcázares de Sevilla se imitó el estilo nazarí o granadino. Se ha extendido por los cinco continentes en palacios, viviendas, templos, centros de ocio... y hoy sigue vigente.

Portada alhambrista de la fuente del Bombillo, con columnas nazaríes, eso sí, da la sensación de que alguien le ha arrancado parte de las estrellas de David, esto sería un atentado contra la cultura.

LA SINAGOGA
En algunos edificios como la sinagoga de Melilla se unen armoniosamente varios estilos, en este caso, Alhambrismo, Art Déco...
Es obra de 1924, diseñada por Enrique Nieto, el gran arquitecto melillense, emplea numerosos elementos del arte granadino nazarí como son sus múltiples columnas de capitel cúbico, estilizado fuste y original basa; también azulejos inspirados en los alicatados de la Alhambra... 
El conjunto queda como un edificio armoniososo y original, además de integrador de culturas, cono tan frecuentemente ocurre en España.


En esta foto se conjugan la columna nazarí o granadina del Alhambrismo,
con los arcos de origen califal y con la decoración geométrica del Art déco.


CASA DE LOS CRISTALES
En su construcción participó Enrique Nieto con otros arquitectos. fue inaugurado como Gran hotel Reina Victoria en 1927. Es un edificio con planta baja y cuatro pisos cubierto de cristaleras.


Columnas granadinas o nazaríes,
con fuste delgado y alto rematado en varios collarinos en su parte superior.
El capitel es cúbico, como los de la Alhambra.

Arcos que imitan a los granadinos de la Alhambra.
Los pilares de decoran con una recreación muy evolucionada de las redes de rombos de la Alhambra de Granada.


FUENTE DEL BOMBILLO
Obra de gran envergadura y belleza levantada en 1916 en la Calle García Cabrelles del Ensanche Modernista
Consta de dos enormes hornacinas que albergan los pilones de sendas fuentes, todo ello decorado con columnas granadinas o nazaríes propias del alhambrismo, también se puede observar una bella muestra de azulejos de lacería que recuerda los de la Alhambra. El conjunto se encuentra flanqueado por dos torrecillas almenadas de factura más sencilla.

De Erisgp - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=64723258

Arcos centrales de la gran fuente, decorados con columnas alhambristas inspiradas en las  nazaríes y azulejos inspirados en la Alhambra.

MEZQUITA MAYOR

Ubicada en el Ensanche Modernista de la ciudad autónoma española de Melilla, en la calle García Cabrelles. Es una obra levantada entre 1945 y 1947, periodo de la Región de Granada, siguiendo el proyecto elaborado en 1938 por Enrique Nieto y Nieto. La obra supone una clara integración y respeto por las diferentes culturas que habitaron España
Como todas las mezquitas consta de lugar para las abluciones o lavado ritual que elimina las impurezas, lugar de oración, la vivienda del imán y los accesos...

La mezquita se remata arriba con almenas del tipo de las que aparecen en los azulejos granadinos.

Portada con bellas columnas alhambristas (nazaríes o granadinas).
En la albanegas o triángulos situados sobre el arco y bajo el alfiz (rectángulo que enmarca el arco) se aprecian bellos azulejos alhambristas de origen Granadino.
La mezquita es un edificio compartido por varios organismos.


Antes de entrar a orar y en otras situaciones de la vida los musulmanes han de realizar las abluciones para quedar  purificados en cuerpo y alma.

Qué son las abluciones en el Islam.
Las abluciones son lavados para purificar el cuerpo y el alma motivados por diferentes causas:
  • Dormir. 
  • Salida de gases, orina. 
  • El tacto del aparato sexual entre el marido y la esposa (requiere bañarse). 
  • Tocar el aparato sexual con la mano. 


Hay dos tipos de abluciones:

Abluciones secas

Limpieza del cuerpo con objetos puros: tierra limpia, piedras, nieve, tierra húmeda, o cualquier superficie pura, o con ropa (por ejemplo, el lavado de los pies se puede hacer con los calcetines). Después ya se puede orar pues se ha quedado purificado.


Abluciones con agua

En ellas hay que tener cuidado de utilizar sólo la cantidad justa de agua. Son de dos tipos:

Pequeñas abluciones “wudu”
Obligatorias antes de la oración y antes de la circunvalación alrededor de la Kaaba. Son recomendadas antes de dormir, de leer el Corán, de proceder a las grandes abluciones, de invocar a Allah (Dios)... Se deben realizar también si hay eyaculación fortuita debida a enfermedad, al frío o a una inmersión en agua caliente.
El proceso comienza pronunciando "Bismillah, Er-Rahman, Er-Rahim" (En el nombre de Alá, el Clemente, el Misericordioso), seguidamente hay que lavarse, siguiendo unos pasos concretos: se lavan las manos, boca, nariz , cara, cabeza , orejas y pies, a la vez que se recita "Confirmo que no hay más dios que Alá, el Único que no tiene asociados y afirmó que Mahoma es Su siervo y Su Mensajero".

Las grandes abluciones “ghusl”
Consisten en el lavado completo del cuerpo. 
Son obligatorias tras la eyaculación sea causada voluntariamente o nocturna, pero no si esta se debe a enfermedad, son obligatorias tras la relación sexual, tras el cese de la menstruación o cesación de los loquios después del parto.
Son recomiendas antes de la oración del viernes (justo antes de irse a la mezquita), para la oración del Aid (las dos fiestas) o cuando uno abraza el Islam. 
Forma correcta de hacerlas: se recomienda ponerse en un lugar limpio, lavar las dos manos y limpiar las mancillas. Emitir la intención de desembarazarse del estado de impureza mayor, o de poder cumplir con los actos impedidos por el estado de impureza mayor, o de cumplir con la obligación de lavamiento ritual. Después se dirá “bismillah” (en el nombre de Alláh) y se lavarán las partes íntimas (primero los genitales y no volver a tocarlos después). Luego realizar la ablución menor (se puede atrasar el lavamiento de los pies hasta el fin del Ghusl). Seguidamente se lava la cabeza tres veces, frotando para que el agua penetre hasta la raíz del pelo. Después se lavan las orejas, la barba frotando hasta la raíz y la piel. Luego se pasa a los hombros, las axilas y el ombligo (utilizando el propio dedo para llegar al fondo). Después la espalda, A continuación el lado derecho del cuerpo y después el izquierdo, la pierna derecha y la pierna izquierda… (siempre desde arriba abajo, comenzando por la derecha procurando que no quede ningún lugar sin frotar, por escondido que esté).

Para más información respecto alas abluciones:

jueves, 12 de abril de 2018

MELILLA Y EL ART DÉCO

El Art Déco o Art Decó es un movimiento artístico que se inició en 1920, extendiéndose por casi todos los países, su uso está en vigor hasta la década de los 50 en algunos lugares. 
En las regiones del sur de España, como Granada, Murcia o Andalucía, fue escasa su implantación, por ello sorprende la abundancia y calidad del estilo en Melilla, integrada en aquel tiempo en la Región de Granada.


Melilla
Es una ciudad autónoma española situada en el norte de África, que durante mucho tiempo estuvo integrada en la Región Histórica de Granada, en concreto en la provincia de Málaga.

Mapa de la Región de Granada durante la mayor parte del siglo XX,
Almería, Granada, Jaén y Málaga con Melilla.
La ciudad de Melilla y su territorio aparece en color amarillo
en la costa de África, en el cabo Tres Forcas.

Historia de Melilla
Melilla es una ciudad que en el siglo VII antes de Cristo se llamaba Rusadir, primero fue fenicia y cartaginesa, después romana. Su nombre puede proceder de la palabra latina "melita" (abeja) por la gran producción de miel de la zona. Tras la invasión árabe del 680 se mantiene independiente por un tiempo, pero la guerra entre Fez y Tremecén la destruye y sus habitantes habitantes tienen que huir, quedando abandonada hasta el año 927 en que una flota de Málaga ocupa sus ruinas y la reconstruye.
A finales del siglo XV la ciudad estaba otra vez casi destruía por las guerras entre los musulmanes de la zona. Melilla fue entregada por sus autoridades a los Reyes Católicos, a partir de este momento es repoblada y amurallada hasta convertirla en inexpugnable.

En 1860, con el Tratado de Wad-Ras, firmado por Isabel II de España y Mohámmed IV de Marruecos, se establecieron las fronteras definitivas entre el territorio español melillense y Marruecos.

Desde finales del siglo XIX, integrada desde el pasado en la Región de Granada, inicia un período de esplendor, se crea un gran ensanche de amplias vías que se llenan de bellos edificios modernistas. Supera el peligro de la sublevación de los rifeños del norte de Marruecos que sólo en el Monte Arruit asesinaron de forma atroz a los 3.000 españoles que se habían rendido pidiendo respeto a sus vidas.

Art déco en Melilla
En los años treinta del siglo XX, el Art déco desembarca en la ciudad, arquitectos como Francisco Hernanz Martínez o Lorenzo Ros Costa trabajan a la vez que Enrique Nieto y Nieto creando bellas realizaciones con carácter de gran solidez.

 Las columnas Jónicas, dóricas... se mantienen en el Art Déco
pero sólo en su esencia geométrica.

Las curvas y contracurvas modernistas son sustituidas por las rectas, complementadas con ligeros toques de decoración muy estilizada, geométrica a veces. Los colores predominantes son los grises suaves con ligeros toques principalmente de blanco, aunque hoy lo encontramos mezclado con otros tonos suaves.









Los monumentos y espacios verdes

En este periodo continúa el embellecimiento y dotación de espacios públicos a la ciudad.

Este bello monumento agradece a los militares, normalmente gente del pueblo, agricultores, obreros... que vinieron a defender la población melillense de los ataques del sur. Personas humildes y valientes que abandonaron su vida para encontrar la muerte, por miles, defendiendo a otras personas de esta ciudad en diversos regímenes políticos.


Escudo republicano de España con las cinco regiones históricas:
Castilla  León
Aragón Navarra
Granada.
Sobre él la corona mural.
Respetado como elemento de nuestra historia.

Este monumento conserva el escudo republicano de España, momento en el que posiblemente se levantó (no he encontrado la fecha concreta de su construcción), respetado por ser un elemento de nuestra historia y también un elemento artístico. Siempre se deben respetar todos y cada uno de los elementos históricos y artísticos, que deben quedar por encima de los avatares políticos. 

Melilla agradece su heroísmo a aquellos que dieron su vida para salvas la de muchas personas.


Sobrios, pero hermosos, relieves recuerdan a las personas que dejaron su vida en la defensa del pueblo melillense.

Una poderosa Victoria alada remata el alto monumento.

A sus pies un escudo posterior del ejercito con loas cinco regiones históricas de España:
Castilla  León
Aragón Navarra
Granada
En el centro el escudo de la casa de Borbón.

A sus pies también un escudo constitucional de España con las cinco regiones históricas:
Castilla  León
Aragón Navarra
Granada
En el centro el escudo de la casa de Borbón.
Y a los lados las columnas de Hércules con el Plus ultra alusivo a que España descubrió América

martes, 10 de abril de 2018

MELILLA, JOYA DEL MAR DE ALBORÁN, MODERNISMO


Melilla, ciudad autónoma española, se sitúa en el norte de África, en la costa del mar de Alborán, antes conocido como mar de Granada, en el levante del cabo de Tres Forcas. Por tierra limita con Marruecos.

Mapa de la Región de Granada a finales de los años sesenta del siglo XX,
Almería, Granada, Jaén y Málaga con Melilla.
La ciudad de Melilla y su territorio aparece en color amarillo
en la costa de África, en el cabo Tres Forcas.

El nombre de Melilla, según algunos estudiosos, proviene de melitta (abeja), ya que, en época romana, la zona era rica en miel gracias a la apicultura, muestra de ello son las abejas impresas en numerosas monedas.

Cabo Tres Forcas, justo al norte de Melilla.

Monte Gurugú, justo al sur de Melilla.
La ciudad se levanta a lo lejos, en el extremo derecho de la lengua oscura de tierra. 
Historia
El primer nombre conocido de la ciudad, desde el siglo VII antes de Cristo fue Rusadir, ciudad fenicia, cartajinesa, romana... perdurando hasta el siglo VII d.C y las invasiones musulmanas.


Tras la invasión árabe de 680, la zona fue dejada sin ocupar para seguir conquistando Hispania o España, pero pronto, una guerra entre Fez y Tremecén obligó a los habitantes de Rusadir a abandonar su ciudad, que había quedado completamente en ruinas. A partir de este momento quedó abandonada hasta el siglo X en que fue recuperada por Abderramán III, gracias a una flota que partió de Málaga en el año 927.
A finales del siglo XV la ciudad estaba casi completamente destruía por las guerras entre los musulmanes de la zona. Melilla fue entregada por sus autoridades a los Reyes Católicos e intercambiadas sus tierras por otras de Málaga en el Reino de Granada.
​A partir de ese momento la ciudad se repuebla y se va rodeando de murallas cada vez más poderosas, hasta llegar a ser inexpugnable. Se llena de monumentos y equipamientos, sufre terribles asedios, pero sale victoriosa.


En 1860, con el Tratado de Wad-Ras, firmado por Isabel II de España y Mohámmed IV de Marruecos, se establecieron las fronteras entre el territorio melillense y Marruecos, marcadas por el alcance de las balas de un cañón llamado “El Caminante”. Tres años más tarde se creó el puerto franco y desde el año siguiente, 1864, se permitió el asentamiento libre de personas en la ciudad, comenzando un periodo de gran expansión.

Región de Granada, en la que estuvo integrada Melilla durante  tantísimo tiempo.
Mapa de 1910 

El ensanche de Melilla
Desde finales del siglo XIX se inicia un período de esplendor que genera una ciudad moderna que se vas llenando de edificios historicistas, modernistas, eclécticos, Art decó o déco... de gran valor y belleza.

Melilla en este periodo se encontró en un grave peligro durante la sublevación del Rif, pues en 1921, la ciudad quedó casi rodeada por los sublevados rifeños, los ciudadanos estaban llenos de temor porque sabían lo que había ocurrido en el Monte Arruit, https://es.wikipedia.org/wiki/Monte_Arruit, allí 3.000 españoles, incluso los enfermos, tras un cerco, después de rendirse, habían sido asesinados con terribles torturas en numerosos casos. Melilla se salvó gracias a un comandante que llegó con la legión, pero ese tema queda para otros foros.


El Modernismo
Melilla es una de las ciudades con mayor presencia de estilo modernista de España y la mayor de África. Son más de 500 edificios los que se reparten por el ensanche central y barrios, por ello está protegida por la denominación de Bien de Interés Cultural.
Fue Enrique Nieto y Nieto, de la Escuela Barcelonesa y con influencia de Gaudí, quien levantó una gran cantidad de edificios modernistas primero y de estilo Art Déco después.

Enrique Nieto y Nieto

Otros arquitectos modernistas que trabajaron en la ciudad fueron Emilio Alzugaray Goicoechea y Tomás Moreno Lázaro.

Aquí mostraré sólo una mínima parte de los edificios de este estilo:

Una de las amplias avenidas melillenses.

















El Casino Militar, edificio más clasicista pero de hermosa decoración.
En él destaca las portada con los escudos que muestran el respeto de nuestro ejercito
 por la historia de España, pues ha mantenido los escudos republicanos de España.

Casino Militar con el escudo republicano de España a nuestra izquierda,
muestra de respeto a la Historia y al arte por el hecho de conservarlo hasta hoy.
En él los escudos de las Regiones Históricas:
Castilla, León y Granada.
A su izquierda el de Melilla

En este edificio que hace esquina se observa el transito del Modernismo de su primera planta, al Art Déco de la última. ¿Una reforma posterior?