Páginas vistas en total

Datos personales

Mi foto
Costa Tropical, Granada, Andalucía Oriental, Spain

Este blog se elabora en conmemoración de los mil años que cumple el Reino de Granada

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA AL BLOG
El Reino o Región Histórica de Granada comienza otra etapa de esplendor tras la Toma de Granada por los Reyes Católicos en 1492. En él se fundan una serie de instituciones que crean riqueza, desarrollo y cultura en las provincias que lo forman.
El papel institucional de Granada como Región será importantísimo, pues obtiene el voto en Cortes, a su catedral se le concede el rango de archidiócesis pues rige sobre Almería, Granada, Jaén, Málaga y Murcia, se crea la Capitanía General de Granada la más antigua de toda Castilla. En asuntos judiciales, nuestra Región sólo será igualada por Valladolid, al ser fundada en nuestra capital la Real Chancillería de Granada con jurisdicción en casi la mitad sur de España. Se crean numerosos y avanzados hospitales. Poco después Carlos V funda la Universidad de Granada, entre otras muchas instituciones que crean riqueza en toda la Región. Se construyen las catedrales de Málaga, Guadix, Almería, Jaén y Granada junto con otros importantes monumentos. Se refuerzan las costas del Reino ante los ataques de los piratas norteafricanos levantando poderosas fortificaciones. Dos importantes puertos se desarrollan: Almería Y Málaga.

En el siglo XIX se vuelve a unir Jaén, como ya ocurriera en el periodo zirí hace mil años, para formar la Región de Granada que sigue creciendo en riqueza y cultura.

Hace aproximadamente 35 años nuestra Región desaparece al ser absorbida por la nueva comunidad autónoma de Andalucía, a partir de este momento las instituciones son trasladadas poco a poco a Sevilla donde se está centralizando el poder, nuestros símbolos son paulatinamente olvidados.

domingo, 10 de junio de 2012

CASA DE HERNANDO DE ZAFRA

Hernando de Zafra, secretario de los Reyes Católicos, tras recibir en donación tras la reconquista unas casas musulmanas, las destinó destinó a convento de Santa Catalina de Zafra, mientras que para residencia propia construyó esta casa señorial a pocos metros de distancia de las mismas. Consta el edificio de un torreón de esquina rematado por mirador con arcos carpaneles cubierto por armadura mudéjar. Al pie del mismo se abre la portada, mezcla de Gótico y Plateresco, pues conjuga un arco conopial y verticales columnillas de factura goticista con la decoración plateresca del renacimiento español. En su interior conserva un interesante patio con cenadores cuyos soportes consisten en columnas de mármol con capiteles cúbicos.


Torreón de la esquina.

Portada con arco conopial, enmarcada por columnillas que recuerdan a los baquetones góticos por lo estilizado de su traza. Los elementos decorativos corresponden al estilo Plateresco, el Renacimiento español, por ejemplo los capiteles, los motivos vegetales, los salvajes tenantes del escudo...

CASA SEÑORIAL HOTEL DE PEREGRINOS

Es otra de las muchas casas señoriales de la capital del Reino de Granada, que siguiendo la costumbre de la casa granadina, tras una fachada que no suele ser de color blanco sino de ladrillo, mampostería, pintura beige o pinturas al trampantojo si la familia era lo suficientemente acaudalada, presenta un patio porticado con cenadores y una fuente granadina, normalmente elaborada en mármol de Sierra Elvira.  Posee en su fachada una elegante portada del siglo XVII coronada por el escudo de sus constructores, todo ello de mármol de Sierra Elvira. Los muros de mampostería real o verdugada elaborados con ladrillo y piedras pequeñas e irregulares descansan sobre poderosos sillares de piedra toscamente labrada.


Portada del siglo XVII elaborada en la durísima piedra o mármol de Sierra Elvira


Solería del zaguán, del mismo material que la portada.

Patio, bien restaurado, con cenadores en su planta inferior y con corredores en las superiores. En él se ven las  aspidistras de los maceteros, propias de nuestros patios, y el inevitable pilar o fuente.

Corredores superiores del patio compuestos de pies derechos que sustentan los alfarjes y balaustradas de madera

Ángulo del patio donde se aprecia la columna de mármol de Sierra Elvira que sostiene las zapatas  soportadoras de los alfarjes de los cenadores. En la segunda planta, como es tradicional, se usan pies derechos de madera en lugar de columnas.

Pilar granadino de mármol de Sierra Elvira.
Recientemente, esta casa, ha sido bien restaurada para convertirse en un agradable y acogedor hotel, librándose así del trágico destino de muchas casas nobles de nuestra tierra.

martes, 5 de junio de 2012

PALACIO DE LOS CONDES DE GABIA

Casa señorial del siglo XIX centrada por un patio con cenadores en los cuatro lados, sostenidos por estilizadas columnas rematadas por zapatas, y una fuente de sobrias formas curvas en el centro. La fachada de tres cuerpos presenta una interesante portada con características barrocas.


Portada del palacio.

Patio con la fuente central, elemento típico de los patios granadinos, y cenadores en los cuatro lados.

Las estilizadas columnas de los cenadores soportan zapatas de madera labrada.

Capiteles y zapatas varían en su decoración según la columna que miremos.

Columna de uno de los ángulos del cenador.

Restauración realizada en el patio en sus plantas superiores, que, desde mi punto de vista, ha sido totalmente desacertada por desvirtuar, ya que ni los materiales, ni las formas, ni la distribución de espacios constructivos se corresponden con la arquitectura de la zona del casco antiguo, ni con la de su época, ni con la de Granada.



domingo, 3 de junio de 2012

Palacio de los Vargas, antiguamente de los Salazar.

En la calle Horno de la Marina nos encontramos con otro de los muchos palacios granadinos, la casa señorial de los Vargas, que sigue los cánones de la arquitectura granadina palaciega de mediados del siglo XVI, un poderoso edificio centrado por un patio con fuente de mármol y rodeado por cenadores (pórticos en el habla granadina, palabra reconocida por la Real Academia en su diccionario hasta hace muy pocas fechas) con arcos casi de medio punto sostenidos por columnas toscanas de mármol gris de Sierra Elvira. La escalera se cubre con cúpula gallonada con decoración barroca. También son dignos de mencionar los artesonados polícromos de sus salas, en especial el de la principal. La fachada presenta tres cuerpos, siendo el último un enorme mirador formado por una galería de arcos bajo un hermoso alero de ladrillo. La portada del segundo cuarto del siglo XVII presenta un arco carpanel con dovelas almohadilladas soportado por pilastras cajeadas, sobre ella descansan dos escudos y los tornapuntas de un balcón; también en este segundo cuerpo podemos observar dos buenos ejemplos de la forja granadina en sus rejas. En la parte trasera existe una huerta-jardín en la que crecen varios tipos de árboles en torno a una fuente de mármol.
El palacio ha sido despojado recientemente de los revocos de las fachadas para seguir la moda del siglo XIX de mostrar el ladrillo de que están construidas.

Vista general del palacio donde se ven buenos ejemplos de la forja granadina en las rejas de ventanas y balcones, aunque muy necesitados de una urgente restauración que se retrasa una y otra vez.

La última planta se abre al exterior mediante una serie de miradores en forma de arcos rebajados sostenidos por semicolumnas, costumbre muy extendida en el Reino de Granada cristiano.



La portada muestra el abandono y el vandalismo de grafiteros
 al que se ve sometido en demasiadas ocasiones
 el patrimonio monumental de nuestra Granada.

Escudo situado en un ala añadida en un lateral del palacio.

Detalle del escudo

Este edificio, urgido de una restauración pensó dedicarse a hotel, con lo cual lo creímos salvado de su destrucción, pero las disputas por detalles entre nuestros representantes políticos parece ser que ralentizaron su restauración, llegando a quejarse incluso los ecologistas del lamentable estado del palacio y de esta zona del centro de granada. Una pena que sucedan estas cosas con el patrimonio de nuestra tierra, tan necesitado de restauración en un numero excesivo de casos:




Esperemos que la restauración definitiva no llegue demasiado tarde.