Páginas vistas en total

Datos personales

Mi foto
Costa Tropical, Granada, Andalucía Oriental, Spain

Este blog se elabora en conmemoración de los mil años que cumple el Reino de Granada

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA AL BLOG
El Reino o Región Histórica de Granada comienza otra etapa de esplendor tras la Toma de Granada por los Reyes Católicos en 1492. En él se fundan una serie de instituciones que crean riqueza, desarrollo y cultura en las provincias que lo forman.
El papel institucional de Granada como Región será importantísimo, pues obtiene el voto en Cortes, a su catedral se le concede el rango de archidiócesis pues rige sobre Almería, Granada, Jaén, Málaga y Murcia, se crea la Capitanía General de Granada la más antigua de toda Castilla. En asuntos judiciales, nuestra Región sólo será igualada por Valladolid, al ser fundada en nuestra capital la Real Chancillería de Granada con jurisdicción en casi la mitad sur de España. Se crean numerosos y avanzados hospitales. Poco después Carlos V funda la Universidad de Granada, entre otras muchas instituciones que crean riqueza en toda la Región. Se construyen las catedrales de Málaga, Guadix, Almería, Jaén y Granada junto con otros importantes monumentos. Se refuerzan las costas del Reino ante los ataques de los piratas norteafricanos levantando poderosas fortificaciones. Dos importantes puertos se desarrollan: Almería Y Málaga.

En el siglo XIX se vuelve a unir Jaén, como ya ocurriera en el periodo zirí hace mil años, para formar la Región de Granada que sigue creciendo en riqueza y cultura.

Hace aproximadamente 35 años nuestra Región desaparece al ser absorbida por la nueva comunidad autónoma de Andalucía, a partir de este momento las instituciones son trasladadas poco a poco a Sevilla donde se está centralizando el poder, nuestros símbolos son paulatinamente olvidados.

viernes, 11 de noviembre de 2016

CONCATEDRAL DE BAZA

Baza, la antiquísima ciudad de la región bastetana, en buena medida coincidente con la Región Histórica de Granada, pensada como capital de una provincia que comprendía parte de Almería y Granada pero que no llegó a constituirse, tiene un importante patrimonio en el que destaca su colegiata concatedral.
La concatedral de Nuestra Señora de la Encarnación primeramente estuvo asentada en el edificio de la mezquita mayor bastetana, pero pronto se vio la conveniencia de levantar un nuevo templo más grande y adaptado al nuevo culto. Aprovechando el solar de la vieja mezquita, en el siglo XVI, se levantó un grandioso templo que mezcla los estilos Gótico y Renacimiento. Desde aquellos lejanos tiempos posee el rango de concatedral de la diócesis de Guadix-Baza, situándose en Guadix la catedral del territorio.

En 1529 se inició la construcción en estilo gótico, pero el terrible terremoto de 1531 la dañó en buena parte, permaneciendo en pie su cabecera formada por girola y capillas absidiales con arcos apuntados y pilastras entorchadas góticas.

Entonces el Cabildo bastetano encarga su reconstrucción, ya con muchos elementos renacentistas, al arquitecto toledano Alonso de Covarrubias y al maestro cantero Rodrigo de Gibaja (arquitecto nacido en Gibaja, provincia de Santander afincado en el Reino de Granada y artista del círculo de Diego de Siloé, el creador de la Escuela Granadina de arquitectura), quien finaliza la obra en 1549. Al parecer el mismo Diego de Siloé participó en la construcción haciendo aportaciones a los planos del proyecto. El edificio resultante tiene planta basilical de tres amplias naves cubiertas por elegantes bóvedas góticas de crucería y una capilla mayor rodeada por girola a la que se abren diversas capillas.


Las portadas
Portada renacentista dedicada a Nuestra Señora de la Encarnación, que recuerda en su primer cuerpo a un arco de triunfo romano. En ella se ve la huella de Diego de Siloé al igual que cierta influencia toledana.


Segundo cuerpo con el relieve de la Encarnación
y coronando el conjunto un tondo con el Padre Eterno.

Portada plateresca tapiada



La torre 
Presenta cinco cuerpos levantados en un ángulo de los pies, los últimos, elaborados en ladrillo, corresponden a una reconstrucción de la segunda mitad del siglo XVIII, necesaria tras otro fuerte terremoto. 
Durante la guerra civil Baza perdió un importante patrimonio artístico y musical, la mayoría de las campanas fue destruida, de la torre solamente quedaron cuatro campanas: tres que estaban fijas, dos del reloj y la mayor, la cuarta, la mayor de volteo, fue lanzada al vacío aunque no se destruyó, tras la guerra volvió a ser colocada en su lugar. Posteriormente se han ido reponiendo paulatinamente según iban permitiendo los recursos económicos, llegando a tener 17 campanas.



Bello ejemplo de la forja y cincelado granadino.

Interior
El templo se compone de tres amplias naves que le dan un aspecto  muy diáfano y luminoso, la central con arcos de medio punto y las laterales apuntadas. Se cubren con bóvedas góticas, de medio punto la central y apuntadas las laterales. Los pilares que las sostienen se decoran con pilastras toscanas cajeadas y esbeltos baquetones góticos.

Nave central y al fondo la diáfana capilla mayor.

Bóvedas góticas de las naves.

Las elevadas naves laterales.
La girola
A ella se abren seis capillas ojivales, aunque con algunos elementos renacentistas en ciertos casos.

Portada renacentista de una de las capillas de la girola.

Bóveda gótica sobre trompas renacentistas.

Pilar entorchado de la girola.


Virgen de las Angustias.


Capillas laterales
Se completan con retablos modernos de escaso valor en general.

Al fondo la capilla del Sagrado Corazón de Jesús,
con retablo neobarroco.

Capilla del Sagrario
Mandada construir por el regidor bastetano D Juan de Araoz. La traza corresponde a Diego de Siloé y la realización al arquitecto Rodrigo de Gibaja. Posee una bella decoración plateresca en el arco de entrada, y una cubierta gótica en forma de bóveda nervada. Estuvo dotada de bellos retablos destruidos, hoy sustituidos por otros nuevos que siguen la línea del barroco granadino. El situado en el centro sí se conserva, construido de mármol de Macael, es obra de Amador Valdés en 1889.

Capilla del Sagrario, con bella decoración renacentista en su variedad plateresca.

Grutesco de las jambas del arco.

Bello retablo de la capilla centrado por una Inmaculada de la Escuela Granadina de Escultura. Todo ello posterior a la Guerra Civil.

Retablo moderno de la Virgen del Pilar.

Capilla mayor 
Está casi completamente desposeída de su antigua grandeza, le faltan obras de arte y las pinturas murales están muy deterioradas. Su antiguo altar ha desaparecido, aunque tras la pasada guerra se le ha colocado un moderno tabernáculo.

Pilares con elementos góticos y renacentistas.

Restos de las pinturas que la decoraban.

El tabernáculo de la capilla mayor, obra de 1952, sustituye al antiguo.

De los retablos casi nada queda, en la Guerra Civil fueron destruidos junto con las obras de arte. Sólo quedó uno barroco, que al ser de escayola no pudo ser quemado. Sus columnas salomónicas son de seis vueltas en el primer cuerpo por ser de la Escuela Granadina, en cambio en el segundo cuerpo son más de la Escuela Castellana.



El púlpito
Presenta bellos relieves de los Apoóstoles en mármoles de diversos colores. El tornavoz es una bellísima obra del tallista de la Escuela Granadina Esteban Jiménez Montoya.





IGLESIA DE SAN JOSÉ

Fue construida en 1525 por Rodrigo Hernández en el solar de la antigua mezquita al-murabitin  o  de los morabitos o ermitaños que no se adaptaba al culto cristiano. Su estilo gótico-mudéjar demuestra la valoración cristiana de la cultura musulmana. 

Su exterior, muy sobrio, presenta una elegante portada en bella piedra gris de Sierra Elvira con elementos de mármol blanco de Macael, también de la Región Granadina, realizada por Luis Arévalo antes de 1756 con arco de medio punto semicircular entre pilastras con semicolumnas toscanas, se remata con un frontón partido y una hornacina con la escultura de San José con el Niño.



Su planta es de una sola nave dividida en tramos por arcos diafragma sobre los que apoya la armadura de faldones, entre los arcos se abren ocho capillas, unas cubiertas de bóvedas góticas de crucería y otras con bellas armaduras mudéjares en las que trabajaron codo a codo artistas nazaríes y cristianos. 


Armadura de faldones entre los arcos diafragma.

Armadura de capilla lateral
Imagen del Cristo de la Misericordia,
obra de José de Mora artista de la Escuela Granadina de Escultura
 nacido en Baza el año 1642.
Hijo del también escultor Bernardo de Mora,
se formó junto a Alonso Cano, quien lo marcó de forma decisiva.
El año 1672 fue nombrado escultor de cámara de Carlos II,
 pero en 1680 abandona Madrid y regresa a Granada.

En la cabecera, tras un arco toral sostenido por pilares góticos, se abre la capilla mayor cubierta con elaborada armadura mudéjar de las más bellas de la Región Granadina cuajada de decoración de lacería y racimos de mocárabes, con pechinas góticas en los ángulos, todo ello dorado y pintado con elementos platerescos, creando un conjunto de integración cultural de gran belleza. 

Pilares góticos del arco toral.

Armadura de la capilla mayor, realizada en armónica colaboración de artistas cristianos y musulmanes.


Almizate con nueve racimos o piñas de mocárabes de tradición nazarí.

Pechina gótica de la armadura.

Los muros de la capilla mayor se cubren con pinturas al trampantojo
que intentan centrar el espacio descentrado tras la construcción del retablo mayor.

Retablo mayor, obra de Ventura Rodríguez de factura muy clásica.

Bello relieve de la adoración de los pastores.

Relieve gemelo de la adoración de los Magos

San José con el niño de Ruiz del Peral
escultor de la Escuela Granadina nacido en Exfiliana en 1708

Sobre el arco toral de la capilla mayor se sitúan escudos como el de los Reyes Católicos, que modernizaron el Reino de Granada ya cristiano u occidental, dotándolo de Hospitales, templos, obras públicas e instituciones que crearon riqueza y dieron prestigio a la Región de Granada, cuyo escudo aparece desde entonces en el de España junto a las otras cuatro regiones también históricas de España.



A los pies hay una capilla con arco semicircular, añadida para servir de coro, que se cubre con un artesonado de casetones de seis y ocho lados. Sobre ella se levanta una tribuna que tuvo armadura mudéjar


Artesonado renacentista de la capilla.

El templo posee igualmente elementos esculpidos en los bellos mármoles de la región, como el el caso del púlpito o en gran sotabanco del retablo mayor.






ALMINAR de SAN JOSÉ
Uno de los más antiguos de Granada, obra del siglo XI, construido tras ser convertida la ciudad en capital del Reino Zirí de Granada después del desmembramiento del califato de Córdoba, es igualmente uno de los más antiguos alminares conservados en España. La torre fue construida en su parte baja por los ziríes con sillares romanos arrancados de antiguos edificios y encima de ellos continuaron con lajas o placas delgadas de piedra de la Malahá dispuestas a soga y a tizón, es decir una laja de frente y seguidamente varias de canto.



Al pie de la torre, hay un sencillo aljibe árabe también conservado en la actualidad.