Páginas vistas en total

Datos personales

Mi foto
Costa Tropical, Granada, Andalucía Oriental, Spain

Este blog se elabora en conmemoración de los mil años que cumple el Reino de Granada

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA AL BLOG
El Reino o Región Histórica de Granada comienza otra etapa de esplendor tras la Toma de Granada por los Reyes Católicos en 1492. En él se fundan una serie de instituciones que crean riqueza, desarrollo y cultura en las provincias que lo forman.
El papel institucional de Granada como Región será importantísimo, pues obtiene el voto en Cortes, a su catedral se le concede el rango de archidiócesis pues rige sobre Almería, Granada, Jaén, Málaga y Murcia, se crea la Capitanía General de Granada la más antigua de toda Castilla. En asuntos judiciales, nuestra Región sólo será igualada por Valladolid, al ser fundada en nuestra capital la Real Chancillería de Granada con jurisdicción en casi la mitad sur de España. Se crean numerosos y avanzados hospitales. Poco después Carlos V funda la Universidad de Granada, entre otras muchas instituciones que crean riqueza en toda la Región. Se construyen las catedrales de Málaga, Guadix, Almería, Jaén y Granada junto con otros importantes monumentos. Se refuerzan las costas del Reino ante los ataques de los piratas norteafricanos levantando poderosas fortificaciones. Dos importantes puertos se desarrollan: Almería Y Málaga.

En el siglo XIX se vuelve a unir Jaén, como ya ocurriera en el periodo zirí hace mil años, para formar la Región de Granada que sigue creciendo en riqueza y cultura.

Hace aproximadamente 35 años nuestra Región desaparece al ser absorbida por la nueva comunidad autónoma de Andalucía, a partir de este momento las instituciones son trasladadas poco a poco a Sevilla donde se está centralizando el poder, nuestros símbolos son paulatinamente olvidados.

martes, 20 de diciembre de 2016

COLEGIATA DE SANTA MARÍA LA MAYOR, HUÉSCAR

El imponente edificio es una obra iniciada a principios del siglo XVI que supone una interesantísima simbiosis entre elementos de procedencia toledana y de la Región de Granada con su Escuela Granadina, junto con la castellana una de las dos primeras de España, después se les unirían la Escuela Murciana y la Sevillana 



Para entender mejor sus características, la construcción debe dividirse en cuatro etapas muy bien diferenciadas por tiempo y estilo:

La etapa gótica, en la que prima la verticalidad y los arcos apuntados, comprende desde 1.501 a 1.516, en ella intervienen dos grandes maestros Enrique Egas y Jacobo Florentino. A este periodo se deben la capilla mayor y el crucero con sus bóvedas de crucería y sus arcos apuntados, y la portada gótico-isabelina de la "Sacristía vieja". El templo proyectado es colosal por tu superficie y altura, mayor que algunas catedrales. La planta será de salón de tres naves más una capilla mayor en forma de ábside.

Portada de la sacristía vieja, de estilo Gótico Isabelino o final,
en ella prima el recargamiento de hojas de cardo y
la verticalidad gótica manifestada en los pináculos laterales.

Entre 1.530 y 1.536, se continúa la obra en un nuevo estilo, el Plateresco o periodo inicial del Renacimiento genuinamente español que aún conserva algún resto del Gótico, como su abundante decoración aunque ya renacentista imitando al arte romano.
La dirección de la obra corre a cargo de Diego de  Siloé, el creador de la Escuela Granadina, y Covarrubias, quienes hicieron un nuevo proyecto que ejecutó Andrés de Vandelvira siguiendo a sus maestros, transforma el exterior de la cabecera y crucero añadiendo bellas ventanas, pináculos o molduraciones; se levanta la "Sacristía vieja" con su impresionante bóveda; la "Sacristía nueva" (actual sagrario) y la "Hornacina de la Concordia". También se va elevando la enorme torre.

Revestimiento plateresco añadido a la cabecera gótica.

Ventanal plateresco con dos vanos cerrados por arcos de medio punto entre pilastras (pilares cuadrados adosados al muro) cajeadas (con rectángulo rehundido en su interior) decoradas con grutesco.

Gran pila bautismal renacentista.

La etapa renacentista, entre 1.540 y 1.557, aporta una decoración más pura, más clásica, que imita más fielmente al arte romano.
Continúa con la ejecución de la obra Vandelvira, pero se simplifica el proyecto ante la falta de dinero. El cuerpo del templo, inacabado, se hará con menor altura y bóvedas más simples, por tanto, el crucero y ábside ya construidos, se rebajan interiormente añadiendo una segunda bóveda, que oculta las bóvedas góticas, para igualarlas en altura al nuevo proyecto menos elevado. Los trabajos de la torre son paralizados definitivamente.

Aquí se aprecia la diferencia entre la parte gótica-plateresca más elevada y la renacentista.

A nuestra izquierda la gótica-plateresca,                A nuestra derecha la renacentista,
                más elevada y decorada.                       más baja y simple con nuevas ventanas.

Debajo de los bellos ventanales platerescos, ocultos en el interior sobre la nueva bóveda y por tanto inservibles, se abren otros nuevos extraordinariamente sencillos.

La gran torre queda definitivamente inacabada, aún se observan las marcas en los muros de la unión entre el templo y el proyecto de campanario.

El interior copia los bellos pilares ideados por Diego de Siloé para la Catedral Metropolitana de la Región de Granada, que no sólo serían imitados en ella, sino en toda España y América. Otra de las grandes creaciones granadinas.

Bóvedas de casetones renacentistas que ocultan las Góticas situadas más arriba.
El retablo mayor moderno sustituye al original.

Las bóvedas baídas  del resto del templo se sitúan todas al mismo nivel.
Están desprovistas de decoración excepto en los arcos que separan unas de otras.

En la etapa herreriana  situada entre 1.575 y 1.580 será el mismo Juan de Herrera quien supervise la  ejecución de las obras. El principal elemento de este periodo es la portada de los pies, que también quedó inacabada, debiendo completarse con posterioridad, a juzgar por la gran diferencia de materiales, calidad y estilo entre el primer cuerpo y el segundo.
El subestilo Herreriano, se considera como el inicio de barroco, como una reacción contra el recargamiento de finales del Renacimiento, es por tanto un estilo muy sobrio pero extraordinariamente elegante y grandioso.

Primer cuerpo de la portada, con dintel adovelado tan propio de la Región de Granada.
Como se puede apreciar el entablamento no se corresponde con la parte inferior de la portada.

Una de las hornacinas laterales entre dos columnas corintias con estrías muertas,
que contuvo una imagen religiosa, obra de arte de la que solo queda la peana.

Puerta lateral con elementos escurialentes, herrerianos,
como las pirámides que coronan el primer cuerpo.
Por tanto sobria y elegante.

Las puertas se recubren de metal cincelado, imitando a las levantinas,
 región de la que Granada recibió influencias varias.

En el Barroco, a partir de 1.625, se continúan las obras con un un nuevo y sencillo campanario de ladrillo sobre el crucero y se construyen los tejados que faltaban, también se crea la capilla de San Antón decorada con interesantes yeserías. En el interior se colocan importantes obras como el retablo mayor, construido por Díaz de Rivero (lamentablemente destruido en 1.936), el altar de la Dolorosa, obra de Salcillo (destruido también en 1.936), el coro, obra de Jerónimo Caballero que guarda semejanza con el de la Catedral de Toledo a cuya Diócesis perteneció, el órgano, construido por el famoso valenciano Matías Salanova en 1777 y dañado en la guerra civil.

El altar del trascoro.
Más atrás el órgano barroco con los destrozos ya reparados.

Capilla de San Antón.
Imágenes y retablos modernos también, los originales fueron destruidos.

El nuevo campanario levantado sobre el ábside para evitar gastos.
El material de construcción es ladrillo, menos pesado que la piedra, para que puedan soportarlo los muros ya construidos.

Portada lateral con líneas que anuncian el barroco

Retablo clásico con la Virgen de las Angustias
 patrona de la Región de Granada

Trono con andas, aún mantiene las tradiciones de nuestra tierra,
mientras otras cofradías han convertido sus pasos procesionales
en meras imitaciones de la Semana Santa sevillana

Como remate un texto encontrado informa de que
"la incultura y el resentimiento acabaron con el patrimonio artístico de los templos de Huéscar, pues en el mes de agosto de 1936 fue destruido o robado casi todo lo que contenían, destruyendo también así el futuro de las personas que se dedicaran al turismo y hostelería que conlleva. Pero nuevamente el pueblo, a través también de hermandades y cofradías, hizo resurgir nuevas obras y restauró lo poco que quedó."

martes, 13 de diciembre de 2016

CATEDRAL DE BAEZA

En Ella se dan los estilos Gótico, Mudéjar, Renacimiento y Barroco.
Se inició en estilo Gótico del que quedan abundantes testimonios en la fachada y bóvedas, pero el estilo definitivo será el Renacimiento.
Su alzado interior sigue el esquema de la catedral granadina por el tipo de pilares que sustentan sus bóvedas.

Portada lateral, junto a ella se ven restos de la primitiva estructura gótica del templo.


Puerta de la Luna a los pies del templo, la más antigua,
es Mudéjar y por tanto muestra de convivencia cristiana y musulmana en España.
Sobre ella un bello rosetón gótico.

Detalle de la puerta de la Luna.
Muestra un alfiz que enmarca un arco de herradura lobulado.

Torre de la catedral

Nave lateral, al fondo, restos góticos de la primitiva catedral.
Los soportes (pilares con pilastras y semicolumnas adosadas
que sostienen un entablamento a modo de capitel),
son originales de el Reino de Granada,
creados por Diego de Siloé en la Catedral Metropolitana de la región,
fueron imitados por toda España,
incluso en Hispanoamérica en numerosas catedrales y templos.

Bóveda gótica con nervios y una curiosa cupulilla clásica en el centro.

Retablo barroco de la cabecera situado bajo la parte gótica.
Las columnas salomónicas tan esbeltas, los entablamentos y otros motivos decorativos
siguen las líneas de las propias de la Escuela Granadina.

Bóvedas góticas sobre el retablo mayor.
Interior renacentista de la catedral visto desde el crucero hacia los pies.


Nave central

Bóveda que cubre el crucero, poco destacado en planta, pero ricamente decorado.


Las capillas laterales, de poca profundidad, se insertan en el espesor de los muros
para así disimular los contrafuertes exteriores que ya no se reconocen.



Capillas renacentistas con dos retablos, uno renacentista y otro barroco.

Retablo barroco del siglo XVIII.
Aúna elementos de origen francés con otros de la Escuela Granadina de Escultura.


Bella reja del templo situada a los pies.
Presenta un espléndido trabajo de forja y cincelado.


Púlpito gótico con elementos renacentistas.

Claustro Gótico de la catedral. Obra de Gran sobriedad.

Capillas mudéjares del claustro, conservadas gracias al respeto mostrado en España
por los monumentos de otras culturas.

Arco de una trompa en una de las capillas mudéjares
 con elementos que recuerdan al estílo Nazarí o granadino

Arco de tradición hispanomusulmana.

Capillas mudéjares.

Capilla mudéjar,
esta más sobria pero con arco de herradura enjarjado y apuntado.


Capilla mudéjar con el intradós del arco decorado con estuco.
La iglesia respetuosa con otras culturas empleó musulmanes para decorar sus templos.

Trozo de techumbre mudéjar.
Se trata de un alfarje o techo plano totalmente apeinazado,
técnica que consiste en ensamblar unas tablillas llamadas peinazos
sobre la estructura de vigas de la techumbre,
si las tablillas están clavadas se llamaría cubierta ataujerada.

Capilla gótica ricamente trabajada en el claustro de la catedral.

Elemento decorativo creado por Alonso Cano, el gran maestro
de la Escuela Granadina de Escultura,
de la de Pintura y de la de Arquitectura,
los tableros recortados en vertical,
que se imitaron en las cuatro provincias de la región A. Oriental
y seguidamente en toda España y América.

Libro de Música

Vista desde la torre de la catedral.

El campanario